Bienvenido a mi blog

Toda la información de este blog esta cogida de diversas fuentes como otros blogs, enciclopedias, etc. Reservados todos los derechos a sus respectivos autores, si algún autor quiere que se elimine su contenido, solo tiene que informarme. Espero que les guste mi blog. Gracias por tu visita.

sábado, 2 de junio de 2012

La jirafa



La Jirafa (Giraffa camelopardalis) es un mamífero y el más alto de todas las especies de animales vivientes. Los machos pueden medir desde 4,80 a 5,50 metros y pesar hasta 900 kilogramos. Las hembras son generalmente un poco más pequeñas y pesan menos.

Nativa de África, la jirafa se relaciona con el venado y la vaca, pero pertenece a otra familia, la Giraffidae, la cual consiste únicamente en la jirafa y su pariente más cercano, el okapi



Características físicas

Las jirafas son famosas por sus cuellos extraordinariamente largos (los cuales les permiten alcanzar las hojas más altas y tiernas de los árboles) y sus largas patas delanteras (que son mucho más largas que las traseras). La estructura ósea del cuello no difiere de la de otros mamíferos: no tiene vértebras extras, pero cada uno de los 7 huesos es más alargado. Además tiene unos pequeños cuernos, los cuales están recubiertos por la piel de la jirafa.
Muchas otras pequeñas modificaciones a la estructura de la jirafa han evolucionado, especialmente en el sistema circulatorio. El corazón de una jirafa debe generar cerca del doble de la presión sanguínea normal de un mamífero de gran tamaño para mantener el flujo de sangre al cerebro en contra de la gravedad. En la parte superior del cuello, un complejo sistema de regulación de la presión previene el exceso de sangre en el cerebro cuando la jirafa baja su cabeza para beber. Inversamente, los vasos sanguíneos en la parte inferior de las patas están bajo una gran presión. En otros animales, esa presión forzaría a la sangre a ser expulsada a través de las paredes capilares. Sin embargo, las jirafas tienen una gruesa capa de piel muy ajustada en sus extremidades inferiores, la cual mantiene la presión extravascular alta de la misma forma que un traje-g de un piloto.
La lengua es de color negra. Posee dos cuernos y una pequeña protuberancia en el medio de la frente, una cresta huesosa, debido a un desarrollo excesivo de los huesos frontales y nasales. La boca es distinta de otros rumiantes: su labio superior no está hendido como el del camello, está recubierto de pelos y tiene una forma más aguzada. Tienen un ingenioso sistema que les permite abrir y cerrar, a voluntad, las fosas nasales. Esto les permite recubrir las cavidades olfativas contra el polvo, especialmente cuando el viento forma remolinos.
El pelaje es de color amarillo, sembrado de manchas bastantes grandes, de formato irregular y color pardo claro u oscuro, siendo las manchas del cuello y piernas más pequeñas. La parte inferior de las patas y el vientre es blanco y no presenta manchas.
Las jirafas viven en grupos de 20 a 30 ejemplares, casi todos jóvenes, ya que al envejecer buscan la soledad.



Gestación y crías

La gestación de una jirafa dura entre 14 y 15 meses; nace una sola cría. La madre da a luz de pie y el saco embrionario se rompe cuando el bebé cae al suelo. Las jirafas recién nacidas miden cerca de 1,80 metros. A las pocas horas de haber nacido, las crías pueden correr y no se distinguen de una cría de una semana de edad. De todas formas, por las primeras dos semanas, estas pasan la mayor parte del tiempo recostadas, resguardadas por su madre. Mientras que las jirafas adultas son demasiado grandes para ser atacadas por la mayoría de los depredadores, las más jóvenes pueden ser presa de leones, leopardos, hienas y perros salvajes. Sólo del 25 al 50 porciento de las jirafas llegan a la adultez; aquellas tienen un promedio de vida de entre 20 y 25 años.



Alimentación

El regimen alimenticio de la jirafa armoniza con su conformación física; come las hojas de los árboles para lo cual le sirve su larga lengua. Las que viven en el sur de África prefieren las ramas y hojas que tienen espinas, porque sus labios y su lengua son insensibles.Cuando se nutre con alimentos frescos y jugosos puede permanecer mucho tiempo sin agua, pero en las épocas de sequía recorre varios kilómetros para abrevar en las lagunas pantanosas o en las charcas.
El alimento favorito de la jirafa es la Acacia, una especie de árbol que crece en la sabana africana, siendo un animal altamente selectivo en lo que come cuando tiene alimento para elegir. A pesar de esto en caso de necesidad no tiene problema en adaptarse a otros alimentos. También consume otro tipo de árboles así como hierbas. Para beber agua y alimentarse con hierbas la jirafa debe agacharse lo que la coloca en una posición vulnerable. La lengua de la jirafa así como su aparato digestivo adaptado, le permite alimentarse con vegetales espinosos, los cuales digiere sin ningún tipo de problema. La jirafa pasa alimentándose casi todo el día, pudiendo llegar a comer 65 kilos de vegetales. La jirafa al igual que las vacas es un animal rumiante, cuenta con 4 estómagos y su digestión es similar a la del resto de los rumiantes (la digestión toma un tiempo relativamente largo)




Costumbres

La jirafa es un animal que no es territorial y vive en grupos de aproximadamente entre 15 y 20 individuos, a pesar de ello no existe jerarquía ni coordinación en las actividades de la manada. También la composición de estas manadas es variable, algunas jirafas cambian de manada en determinadas ocasiones. Las jirafas son animales tímidos, prefieren huir antes que enfrentarse a los posibles depredadores, principalmente los leones, pero en caso de verse acorraladas o defendiendo a sus crías, las jirafas dan pelea, principalmente mediante patadas, que debido al tamaño de este animal suelen ser mortales o muy dañinas para sus eventuales enemigos. Debido a su altura la jirafa tiene un rango visual extremadamente alto, por lo cual puede descubrir muy fácilmente a cualquier amenaza que se acerque. 
En caso de huir la jirafa es una animal muy veloz pudiendo alcanzar velocidades de hasta 60 kilómetros por hora. Los machos también suelen enfrentarse entre si en peleas. Las jirafas, contrariamente a lo que la mayoría de la gente piensa, cuentan con un rudimentario sistema de comunicación similar a los mugidos de las vacas con el cual se alertan mutuamente de virtuales amenazas y además les sirve para localizar a sus crías en caso de haberlas perdido de vista. A pesar de lo que se cree la jirafa suele echarse para dormir, pero estos periodos de sueño son muy breves, no superando los 20 minutos de duración.



Hábitat 

Originalmente habitaba en las sabanas de las regiones meridionales y centrales de África, incluyendo la zona subsahariana, aunque la actividad humana la fue relegando de muchos sectores que ocupaba todavía ocupa extensas zonas. 



La jirafa en la Historia

Plinio, en su Historia Natural cuenta que sus conciudadanos vieron por primera vez una jirafa en el año 46 a.C. durante los Juegos del Circo.
En la Edad Media se creía que la jirafa era un animal mítico. Su estampa figuraba en los escudos de valientes caballeros y en la iconografía de las Catedrales.
Uno de los primeros ejemplares que aparecieron en Europa, en el siglo XV, era de Lorenzo de Médicis

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada